Rito Julio Álvarez

Rito Julio nació en el Catatumbo y vivió de cerca la violencia. Por su escuela pasaba la guerrilla y le decía a los estudiantes que si realmente querían un futuro diferente, debían pensar en la revolución. A los 14 años, su mejor amigo se fue a la guerrilla y un año después lo asesinaron. *Foto por: Mónica Rincón
Rito quería otra vida. Se fue a Italia y se ordenó como sacerdote. Nunca dejó de pensar en los niños de su región que estaban en riesgo de irse a grupos al margen de la ley y quiso ofrecerles una alternativa de formación y educación integral. En el año 2007 inició la fundación Oasis de Amor y Paz en Ábrego, Norte de Santander, y una sede más para estudiantes universitarios en Ocaña, donde los niños y jóvenes dejan de lado una vida en riesgo de reclutamiento forzado o trabajo infantil, para hacer una nueva en la fundación donde viven y estudian. Hoy, muchos ya terminaron la universidad y otros más están a punto de graduarse de la universidad o del colegio.
Rito Julio nació en el Catatumbo y vivió de cerca la violencia. Por su escuela pasaba la guerrilla y le decía a los estudiantes que si realmente querían un futuro diferente, debían pensar en la revolución. A los 14 años, su mejor amigo se fue a la guerrilla y un año después lo asesinaron.