Jose Luis Castro

José Luis era el único docente de la escuelita que quedaba en la vereda Caimital y tenía 56 estudiantes. La escuelita estaba muy cerca del río Magdalena, peligrosamente cerca. En el año 2010 se desbordó el Canal del Dique y a su paso se llevó la escuela, desplazó a las familias de las veredas, perdieron la ropa, las casas, los cultivos y la esperanza. *Foto por: Mónica Rincón
José Luis era un maestro sin escuela. El gobierno departamental intentó reubicar a José Luis en otra escuela, pero si él lo hacía, los niños de Caimital quedarían sin un lugar donde estudiar, por eso José Luis no aceptó irse, se empeñó en construir una nueva escuela. Se llevó a los niños a estudiar al lado de un gallinero y bajo un árbol de Trupillo, consiguió los materiales la mano de obra y gestionó dos aulas, luego un comedor, luego un caballo para transportar a los niños. Tal fue su empeño que hoy tiene 104 estudiantes y otras docentes de apoyo.
José Luis era el único docente de la escuelita que quedaba en la vereda Caimital y tenía 56 estudiantes. La escuelita estaba muy cerca del río Magdalena, peligrosamente cerca. En el año 2010 se desbordó el Canal del Dique y a su paso se llevó la escuela, desplazó a las familias de las veredas, perdieron la ropa, las casas, los cultivos y la esperanza.