EDUCACIÓN

TITANES CARACOL confía en que la educación es la puerta de crecimiento hacia el desarrollo de la sociedad y quiere premiar a las personas que de manera individual ayudan a hacer una diferencia en las vidas de nuestros hijos y el futuro de nuestra nación, generando acciones para transmitir conocimientos, valores y costumbres de tal forma que las personas aprendan conceptos, normas de conducta y nuevas formas de ver el mundo.

Tu candidato(a) debe haber realizado buenas acciones de EDUCACIÓN que merecen ser reconocidas en algunos de los siguientes criterios:

  • Si ha dedicado tiempo y esfuerzo en educar en ciencia o matemáticas a grupos de personas que no tienen acceso a la educación formal tradicional por razones geográficas, de marginalidad o pobreza, entre otros.
  • Si ha realizado acciones para que personas con limitaciones o discapacidad puedan integrarse a la vida social a través de procesos de educación formal o especial.
  • Si ha creado espacios de aprendizaje no formal en donde grupos de personas conozcan, adapten y aprendan nuevas formas de conocimiento que les permita mejorar la convivencia, el trabajo en equipo y su calidad de vida.
  • Si ha encontrado metodologías innovadoras para potenciar el aprendizaje de ciencia y matemáticas al alcance de niños o de grupos de personas con el fin de que estos conocimientos les ayuden a tener una mejor formación y un mejor futuro.
  • Si ha animado la educación de las mujeres y las niñas como una manera de hacer una diferencia formativa en sus vidas, fortaleciendo sus capacidades y su autoestima.
Alexandra Bohada es psicóloga, nació en Sogamoso, Boyacá, donde llevaba una vida tranquila con su hija Támara.
Este mayor retirado de la Policía Nacional y copropietario de una empresa de seguridad dice que la única motivación que tuvo para crear un centro de refuerzo educativo para niños en condición de disca
Desde hace cuarenta años, cuando asumió la dirección del Instituto San Pablo Apóstol, el padre Isaías Guerrero no piensa en otra cosa que en la industria y la tecnología como herramientas para educar
José Luis era el único docente de la escuelita que quedaba en la vereda Caimital y tenía 56 estudiantes. La escuelita estaba muy cerca del río Magdalena, peligrosamente cerca.
El corazón de Lucía es enorme, tanto que en su propia casa tiene un jardín infantil y escuela primaria para los niños más humildes de Popayán.